Entienda qué es la intolerancia al gluten y el avance del diagnóstico en el impacto de su bienestar.

El gluten está formado por diferentes prolaminas (proteínas de almacenamiento) presentes principalmente en el trigo, pero también en la cebada, centeno y avena. El término “intolerancia al gluten” se puede referir a tres tipos de afecciones: enfermedad celíaca autoinmune, intolerancia al gluten no celíaca y alergia al trigo. 

Conozca más sobre las diferencias en nuestro artículo intolerancia y alergia alimentaria

 

Conozca el gluten y su relación con la enfermedad celíaca:

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune, esto significa que las propias células de defensa inmunológica del organismo atacan a las células del cuerpo, dando lugar a un proceso inflamatorio que puede presentarse en niños como en adultos.

En la enfermedad celíaca, este proceso inflamatorio se produce en la pared interna del intestino delgado, lo que conduce a la atrofia de las vellosidades intestinales, generando una disminución de la absorción de nutrientes. 

La inflamación es inducida por alimentos que contienen gluten en personas portadoras del haplotipo HLA-DQ2 (90% de los casos) o del haplotipo DQ8 (6% de los casos). El gluten interactúa con los marcadores HLA, provocando una respuesta inmune anormal en la mucosa que produce una lesión tisular.

El diagnóstico consiste inicialmente en un examen serológico para detectar anticuerpos antitransglutaminasa tisular, antiendomisio, antigliadina e inmunoglobulina A. Si son positivos, es necesario realizar una biopsia de duodeno para confirmar el diagnóstico, 

 

En los niños los síntomas más frecuentes son: 

  • Dolor y distensión abdominal;
  • Diarrea crónica;
  • Vómitos;
  • Estreñimiento;
  • Heces claras, fétidas o grasientas;
  • Anemia por falta de hierro;
  • Pérdida de peso;
  • Fatiga;
  • Irritabilidad y problemas de comportamiento;
  • Problemas permanentes del esmalte de los dientes;
  • Retraso en el crecimiento y pubertad;
  • Baja estatura;
  • Crecimiento deficiente;
  • Trastorno por déficit atencional e hiperactividad (TDAH).

 

En los adultos los síntomas más frecuentes son: 

  • Anemia por falta inexplicada de hierro; 
  • Fatiga, dolor en los huesos o en las articulaciones;
  • Artritis, osteoporosis u osteopenia;
  • Trastornos hepáticos y del tracto biliar (elevación de las transaminasas, esteatosis hepática, colangitis esclerosante primaria, entre otros);
  • Depresión o ansiedad;
  • Neuropatía periférica (hormigueo, entumecimiento o dolor en las manos y los pies);
  • Convulsiones;
  • Jaquecas:
  • Alteraciones en los periodos menstruales;
  • Infertilidad o pérdida recurrente del embarazo;
  • Aftas y dermatitis herpetiforme (erupción cutánea con comezón). 

 

Entienda la intolerancia al gluten no celíaca 

La intolerancia al gluten no celíaca se diagnostica con más frecuencia en adultos que en niños. Los primeros casos de intolerancia al gluten no celíaca (IGNC) se describieron como una patología no concluyente con síntomas de dolor abdominal, malestar, distensión abdominal, alteración de la permeabilidad intestinal y fatiga, y se excluyó la hipótesis de la enfermedad celíaca.

En este caso, aproximadamente el 50% de los portadores presentan prevalencia de los haplotipos HLA-DQ2 y/o HLA-DQ8. Sin embargo, no presentan anticuerpos antitransglutaminasa identificados. En este caso, el gluten sólo desencadenó una respuesta inmunitaria, que provocó un aumento de la expresión de interleucinas, como la IL-6, la IL-21, la IL-17 y el IFN-γ. 

Se especula que el microbioma también puede participar en la patogénesis de la intolerancia al gluten no celíaca. Se sugiere que la composición de la microbiota intestinal y los perfiles metabolómicos pueden influir en la reducción de la tolerancia al gluten en individuos genéticamente susceptibles. 

Los pacientes con intolerancia al gluten no celíaca también presentan deficiencias nutricionales, otras enfermedades autoinmunes y una disminución de la densidad mineral ósea en comparación con la población en general. 

Debido a que presenta síntomas similares, como dolor abdominal, hinchazón, alteración de la permeabilidad intestinal, diarrea o estreñimiento, muchos casos de intolerancia al gluten se han diagnosticado como síndrome del intestino irritable (SII). 

Además de los síntomas intestinales, se sugiere que los péptidos relacionados con el gluten entran en la circulación sistémica y pueden causar afecciones neurológicas como ataxia, neuropatía, encefalopatía, depresión, ansiedad, autismo, esquizofrenia y psicosis. 

 

Alergia al trigo

La alergia al trigo es una alergia alimentaria mediada por la inmunoglobulina E (IgE) y es una de las ocho principales alergias alimentarias. 

Cuando un alérgeno se une a los anticuerpos IgE, induce la activación de mastocitos y basófilos. En el caso del trigo, se supone que la alergia se produce debido a una alteración de la tolerancia oral y como consecuencia de una desregulación inmunológica de tipo Th2 que induce la sensibilización y la producción de IgE específica del alérgeno en las células B. 

Según la vía de exposición al alérgeno, la alergia al trigo se puede clasificar como

  • Asma laboral (asma del panadero) y rinitis;
  • Alergia alimentaria, con alteración de la piel, tracto gastrointestinal o sistema respiratorio;
  • Anafilaxia inducida por el ejercicio dependiente del trigo; 
  • Urticaria por contacto. 

La alergia al trigo es más frecuente en los niños, con síntomas como la dermatitis atópica de moderada a grave, y la ingestión de trigo puede causar urticaria, angioedema, obstrucción bronquial, náuseas, dolor abdominal o, en casos graves, anafilaxia sistémica. 

En los adultos, los síntomas gastrointestinales causados por la ingestión pueden ser leves y difíciles de reconocer, siendo los más comunes la diarrea y la distensión abdominal. 

Ante este escenario, SYNLAB, además de facilitar las detecciones serológicas de anticuerpos antitransglutaminasa tisular, antiendomisio, antigliadina e inmunoglobulina A, ofrece diferentes pruebas innovadoras que contemplan el análisis de la intolerancia al gluten o la alergia al trigo. 

 

Exámenes de Intolerancia al Trigo: ¿Qué hacer?

Las pruebas que SYNLAB ofrece para el análisis de la intolerancia al gluten son:     

 

El examen de Intolerancia al Trigo: Test Celia 

El Test Celia realiza el análisis de los haplotipos HLA-DQ2 (asociado al 90% de los casos de intolerancia al gluten) y HLA-DQ8 (asociado al 6% de los casos de intolerancia al gluten), mediante una simple extracción de sangre. 

El examen es recomendado para:

  • Pacientes con sospecha clínica y estudio serológico negativo, antes de realizar la biopsia de duodeno.
  • Investigar la susceptibilidad genética en los familiares de un paciente celíaco. 
  • Pacientes con estudios serológicos positivos.
  • Pacientes que siguen una dieta sin gluten, sin presentar un diagnóstico correcto.
  • Casos en los que se vuelve a introducir el gluten tras la dieta de exclusión. 

 

Más información sobre las pruebas de Intolerancia al Gluten de SYNLAB en: Celia Test – Predisposición genética a la enfermedad celíaca

 

El examen de Intolerancia al Gluten y Lactosa: Intolerancia 2      

La prueba Intolerancia 2 permite conocer en un único análisis, a través de una simple muestra de sangre, si existe predisposición genética a la enfermedad celíaca, mediante el análisis de los haplotipos HLA-DQ2 y HLA-DQ8 y también de la intolerancia primaria a la lactosa mediante el análisis de la variante -13910C>T en el gen MCM6, responsable de la producción de la enzima lactasa, asociada al 90% de los casos de intolerancia a la lactosa.

El examen es recomendado para:

  • Pacientes con sospecha clínica de enfermedad celíaca y estudio serológico negativo, antes de realizar la biopsia de duodeno.
  • Pacientes con serología positiva para enfermedad celíaca que rechazan o tienen contraindicada la biopsia duodenal.
  • Pacientes con síntomas compatibles con la enfermedad celíaca
  • Pacientes con síntomas compatibles con la intolerancia a la lactosa.

 

Vea más sobre la prueba de Intolerancia al Gluten y a la Lactosa de SYNLAB en:  INTOLERANCIA 2 – Intolerancia al gluten y a la lactosa asociada con la edad

 

Wellness check 

Mediante una simple muestra de sangre, la prueba Wellness Check brinda información sobre la predisposición genética, la regulación del metabolismo y otros procesos relacionados con la nutrición para ajustar la dieta y estilo de vida de forma personalizada. Además de realizar el análisis de la intolerancia al gluten mediante el análisis de los haplotipos HLA-DQ2 y HLA-DQ8, determina variantes genéticas en 24 genes relacionados con: colesterol y perfil lipídico, intolerancia a la lactosa, sensibilidad a la sal, metabolización del alcohol, metabolización de la cafeína, riesgo de osteoporosis; desintoxicación hepática, estrés oxidativo, respuesta inflamatoria y metabolismo de la homocisteína.

El examen es recomendado para:

  • Personas que desean mantener y mejorar su estado de salud actual, previniendo, en la medida de lo posible, las enfermedades crónicas que son frecuentes en la edad adulta.
  • Personas con antecedentes familiares de enfermedades frecuentes en edad adulta.
  • Personas con trastornos en el desarrollo neurológico o con enfermedades crónicas, con el fin de mejorar su calidad de vida a través de la nutrición personalizada.

 

Vea más sobre el examen de SYNLAB en: Wellness Check – La genética del metabolismo, nutrición y bienestar

 

Examen A200

La prueba A200 evalúa la reactividad IgG (reacción de hipersensibilidad) a las proteínas del gluten y a otros 215 alimentos de la dieta mediterránea.  Con una simple recolección de sangre, se puede saber qué alimentos pueden ser potencialmente perjudiciales para la salud. 

El examen es recomendado para:

  • Transtornos gastrointestinales: dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, hinchazón abdominal, náuseas, acidez, úlceras y aftas, gastritis y colitis.
  • Procesos dermatológicos: acné, eczema, psoriasis, picazón, urticaria.
  • Trastornos neurológicos: dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo.
  • Alteraciones respiratorias: tos, bronquitis, asma, rinitis.
  • Condiciones psicológicas: ansiedad, depresión, fatiga, hiperactividad.
  • Transtornos musculoesqueléticos: dolor, rigidez, artritis, fibromialgia.
  • Otros: retención de líquidos y obesidad.

 

Vea más sobre el examen A200 de SYNLAB en: Examen A200 – Intolerancia alimentaria en más de 200 alimentos

 

Exámenes de Intolerancia al Trigo: ¿Qué hacer?

La prueba que SYNLAB ofrece para el análisis de la intolerancia al trigo es:

 

ISAC.

La prueba ISAC consiste en la determinación simultánea de anticuerpos IgE específicos frente a 112 proteínas alergénicas, presentes en más de 50 alérgenos diferentes, incluido el trigo, a partir de una única muestra de sangre (plasma o suero). El análisis permite obtener un perfil de sensibilización individual, y los resultados se clasifican en cuatro categorías: reacción indetectable, baja, moderada-alta y muy alta. 

El examen es recomendado para:

  • Individuos en los que no se observa ninguna correlación entre la positividad de las pruebas de alergia convencionales y los síntomas.
  • Casos complejos con respuesta insatisfactoria al tratamiento.
  • Evaluar pacientes con anafilaxia idiopática.
  • Detectar sensibilizaciones sospechosas e insospechadas.

 

¿Qué prueba debo elegir para saber si tengo intolerancia al gluten? 

Dado que el término intolerancia al gluten puede hacer referencia a tres tipos de patologías: la enfermedad celíaca autoinmune, la intolerancia al gluten no celíaca y la alergia al trigo, la prueba indicada deberá ser evaluada por el médico especialista, teniendo en cuenta los síntomas presentados y la historia clínica del paciente.

Sobre el Grupo SYNLAB

El Grupo SYNLAB es líder en la prestación de servicios de diagnóstico médico en Europa y ofrece una gama completa de servicios de análisis clínico de laboratorio a pacientes, profesionales de la salud, clínicas y la industria farmacéutica. Proveniente de la fusión de Labco con SYNLAB, el nuevo Grupo SYNLAB es el líder europeo indiscutible en servicios de laboratorio médico.

Suscríbase a nuestro newsletter

Regístrese para recibir noticias sobre nuestros exámenes